Tailandia, con solo 3034 infectados, aplica medidas elevadas para evitar contagios y regresar a su vida cotidiana.

En Bangkok, Tailandia, un centro comercial cambió la tradicional forma de manipular los ascensores con el objetivo de evitar la propagación del coronavirus entre los usuarios.

Ahora, los clientes tendrán que pisar pedales en lugar de presionar botones en los ascensores del centro Seacon Square. El dispositivo piloto recibió el visto bueno de los usuarios por su sencillez y como una forma de evitar tocar objetos y correr el riesgo de contagiarse del temido COVID-19.

Prote Sosothikul, vicepresidente de la compañía que administra el citado recinto comercial, contó que ubicaron el prototipo con pedales en un ascensor, pero más adelante los instalarán en otros 15, «así los compradores tendrán seguridad de no infectarse en caso de tocar los botones”.

Los pedales están ubicados en el pasillo y los clientes pueden llamar al elevador sin necesidad de tocar los botones. Una vez dentro de la cabina, se encuentran con una fila de siete pedales correspondientes a los pisos del centro comercial, el estacionamiento y otros dos para mantener las puertas abiertas o cerrarlas.

“Ahora todos está preocupados por los contagios mediante el contacto de superficies comunes que pueden estar contaminadas por el coronavirus», señaló Sosothikul.

El centro comercial también limitó su capacidad de transporte llevando solo a seis personas. En el interior hay una serie de pegatinas en el suelo que recuerdan al usuario las distancias de seguridad entre los viajeros.

Las autoridades tailandesas también promocionan una aplicación móvil llamada Thai Chana (“Tailandia gana”, en tailandés) que permite rastrear y registrar el número de clientes en los centros comerciales.

Tailandia, que a la fecha cuenta con 3.034 infectados y 56 muertos por la pandemia de coronavirus, busca con este tipo de medidas regresar paulatinamente a las actividades cotidianas con una flexibilización de la cuarentena ante una baja de personas infectadas.

Fuente: EFE