Evita las enfermedades más comunes del verano con estas recomendaciones
enero 13, 2020
Autor: Victor Palacios

Compartir:

El verano es una de las estaciones más esperadas por los peruanos por el Sol, el clima cálido y la oportunidad de disfrutar el día entre el mar y la arena.

Sin embargo, en esta temporada, con las altas temperaturas, rayos UVA y UVB, además de playas o piscinas sin las medidas sanitarias adecuadas se incrementan las posibilidades de contraer diversas enfermedades.

Con el objetivo de tener un verano libre de preocupaciones, el Médico internista, Dr. Luis Nieves, de la Escuela Profesional de Medicina Humana de la Universidad Privada San Juan Bautista (UPSJB) indica cuáles son las principales enfermedades de la estación y cómo evitarlas.

1. Dolor de oídos. La otitis externa, también conocida como la “enfermedad del nadador”, se da con frecuencia después de un día de playa o piscina. Ello ocurre porque el oído se irrita por el ingreso de agua, sea de piscina o de mar, al canal auditivo dando paso a la producción de bacterias. Se recomienda usar tapones de oídos antes de ingresar a una piscina o el mar, y al finalizar, realizar un minucioso secado de oídos, con un algodón o toalla externamente, no introducirlo nunca al canal auditivo.

2. Infecciones estomacales. En verano, estas suelen ocurrir tras ingerir alimentados en mal estado, que no fueron refrigerados; o por la ingesta de aguas no tratadas, sea en refresco o bebidas heladas (como raspadillas o “chups”). Para evitarlas basta con consumir alimentos en lugares confiables, beber agua embotellada, evitar el consumo de mayonesa sin la debida refrigeración y lavar siempre los alimentos antes de ingerirlos.

3. Conjuntivitis. Muchas personas desconocen que exponerse a nadar en playas consideradas “no saludables” por DIGESA o en piscinas de aguas no debidamente tratadas con cloro, pueden albergar bacterias que irritan la membrana de los ojos, lo que produce conjuntivitis. Para evitar esta infección solo acuda a playas o piscinas “saludables” y se no toque los ojos con las manos sucias.

4. Alergias o picaduras. El verano y las altas temperaturas conllevan al incremento de insectos propios de la temporada, como zancudos, avispas, entre otros insectos, que fomentan picaduras, alergias y situaciones incómodas. Para evitarlos se recomienda no acumular agua en recipientes expuestos y emplear repelente de manera constante.

5. Quemaduras solares. En estas fechas las actividades al aire libre se incrementan y con ello, la exposición directa a la radiación solar. Desencadenando posibles afecciones en la piel como ampollas, inflamación y hasta cáncer. Para evitar estas consecuencias, el experto recomienda no exponerse al sol durante más de 30 minutos, aplicarse protector solar cada cuatro horas, indistintamente de encontrase en interiores o exteriores y evitar exponerse al sol al entre las 10 de la mañana y 4 de la tarde porque los niveles de radiación y temperatura son mayores.

 

Fuente: Andina

Más populares