¿Por qué regalamos flores y chocolates en San Valentín? Conoce la historia detrás de la fecha
febrero 14, 2020
Autor: Victor Palacios

Compartir:

Hermosos arreglos florales se regalan cada 14 de febrero ¿Sabías que hay una interesante historia detrás?

Cada 14 de Febrero se celebra el Día de San Valentín, donde miles de parejas a nivel mundial celebran sorprendiendo a sus parejas con detalles románticos. Los regalos más comunes son las rosas y chocolates ¿sabías por qué?

¿Por qué regalamos flores en San Valentín?

Esta fecha del amor, y en algunos países como el nuestro también de la amistad, se celebra en honor al sacerdote de Roma, San Valentín, quien casaba a las parejas de amantes, a espaldas del emperador Claudio II. Pues este último prohibía a los jóvenes que se unieran en matrimonio para ser más efectivos en las contiendas.

Las flores, en particular las rosas, son los obsequios más clásicos en el Día de San Valentín. Foto: difusión.

Cuando el patrono de los enamorados fue descubierto, lo encarcelaron y, posteriormente, lo ejecutaron un 14 de febrero. Así nos lo cuenta el portal web Noticias Cyl, quien añadió que antes de morir San Valentín curó la ceguera de la hija de uno de los guardias de la prisión por lo que ésta le plantó un almendro de flores, en especial rosas, como símbolo de s amoramistad gratitud.

Es por ello, que las flores es lo primero que se le viene a uno(a) cuando busca regalar al amado(da) algo especial y significativo.

¿Por qué acostumbramos obsequiar chocolates el 14 de febrero?

El doctor Alberto Peralta de Legarreta, a través de la plataforma digital Milenio, dice que la primera razón por la que se regalan chocolates es porque connota dulzura, lo cual se identifica con el amor romántico. Pero, según él, no serían la única explicación.

El chocolate derivado de los granos de cacao, oriundo de tierras americanas, es una invención europea. Los españoles cuando llegaron a las Américas no solo se llevaron a Europa los tesoros sino también el cacao.

Los chocolates son los populares obsequios por el Día de San Valentín. Foto: difusión.

Estos se deleitaron al verlo diluido en agua y condimenatdo con chile, que eran bebidos por los indígenas de las Américas. Captó su atención por los efectos que generaba el brebaje, espeso, amargo y oscuro que provocaba “súbitos impulsos amatorios”.

“Esto se debe al efecto endorfínico del chocolate, al comerse, el cacao aporta al cuerpo una gran cantidad de endorfinas, que suscita bienestar y placer”, explicó el médico.

Por eso, es que los españoles lo igualaron con sensación del amor carnal, por lo que más adelante, el chocolate se volvió un producto afrodisíaco de las cortes europeas.

En el siglo XVIII, el chocolate es relacionado con asuntos amorosos. Adquirió, especialmente en Francia, el simbolismo vinculado con el amor. Aquel caballero que invitaba a una dama a tomar un chocolate significaba que la quería poseer sexualmente o si regalaba chocolates a una mujer era un halago hacia ella para luego “ganar favores”.

Esta tradición fue consolidando, por autores como Geoffrey Chaucer, dice el especialista de salud, dado que el 14 de febrero era el día de los enamorados porque en esas fechas las aves acostumbraban iniciar su proceso de cortejo y apareamiento, cuya situación fue cataloga como el símbolo del amor.

Richard Cadbury, descendiente de familia chocolatera, tuvo la idea de colocar sus chocolates sólidos, creados por él, en una caja de cartón con forma de corazón y decorarlas con flores y botones de rosas, según el doctor. La idea fue éxito y se extendió la costumbre en varios países y persiste en la actualidad.

 

 

 

Fuente: La República

Más populares