Muy pocas personas conocen los beneficios del aceite de coco, nos puede ayudar a reducir el colesterol e hidrata la piel.

¿Qué beneficios tiene el aceite de coco?

El aceite de coco es un alimento saludable para el corazón, que puede ayudar a que el cuerpo funcione sin problemas y de manera eficiente en muchos sentidos. Este tipo de aceite contiene una gran combinación de ácidos grasos y ácidos grasos de cadena media que tienen propiedades antioxidantes y ayudan a absorber otros minerales.

1. El aceite de coco ayuda a reducir el colesterol

El aceite de coco contiene una combinación inusual de ácidos cortos y MCFA que están íntimamente relacionados con beneficios especiales para la salud como la reducción del colesterol.
Concretamente, este súper alimento cuenta con grasas saturadas que aumentan el colesterol HDL (colesterol bueno) y reducen el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

2. Aceite de coco para perder peso

A diferencia de otras grasas, los triglicéridos de cadena media que contiene el aceite de coco pueden provocar la aceleración del uso de energía.
Estos triglicéridos se dirigen tan rápido como el azúcar, por lo que no se agregan a las células grasas ni contribuyen al aumento de peso, sino todo lo contrario. La grasa del aceite de coco pasa directamente del intestino al hígado favoreciendo la cetosis (quema de grasas), elevando el metabolismo y aumentando la sensación de saciedad.

3. El aceite de coco hidrata y protege la piel y el cabello

Otra de las propiedades del aceite de coco es su poder hidratante en la piel, por lo que puede utilizarse como crema con unos resultados maravillosos, especialmente en pieles secas. Su poder hidratante está motivado por su contenido en vitamina E y su acción antioxidante positiva en el cuerpo.
Estos ingredientes participan en detener el daño a los tejidos del cuerpo, ya que la oxidación está muy relacionada con el proceso de envejecimiento de la piel.
Por otra parte, el aceite de coco también tiene propiedades antimicrobianas, muy útiles para combatir el acné, el eccema, la psoriasis y las infecciones por estafilococos. Gracias al ácido láurico que contiene, el aceite de coco es útil también para acabar con bacterias, virus y hongos.
En cuanto al pelo, este aceite tiene un efecto reparador y revitalizante, ya que lo protege y lo nutre en profundidad. Para utilizarlo, puede aplicarse y dejarlo toda la noche actuar, o bien usar una gota repartida en las palmas de las manos después de lavado para evitar el encrespamiento y la sequedad.