¿Alguna vez te has dado cuenta que cuando una mujer queda embarazada, al poco tiempo se enteran que otra personas de su entorno también está en la dulce espera? Aunque no lo creas esto no es pura casualidad, por el contrario, tiene una explicación que es respaldada por un estudio científico.

En Italia, a través de un estudio, la Universidad de Bocconi llegó a la conclusión de que el embarazo puede ser ‘contagioso’. Esto tras monitorear a dos mil mujeres estadounidenses, aproximadamente, por un periodo de 15 años.

En dicho estudio se tuvo en cuenta ciertas variantes, como la edad, los ingresos y lugares de residencia.

La investigadora encargada del estudio, Nicoleta Balbo, pudo observar que el promedio general de las mujeres para tener hijos fue a los 27 años. Todas ellas mostraron rasgos similares a personas cercanas.

Una dato adicional que se descubrió en el estudio fue que, el 47 % de los embarazos no fueron intencionales.

Pero este no es el único estudio que se ha hecho sobre este tema, ya que desde el 2012 en Alemania se analizó el comportamiento de 42 mil mujeres de 7,600 empresas. En esta investigación se llegó a la conclusión que luego de un embarazo dentro del entorno laboral, se duplicaban las posibilidades de otras compañeras puedan también estar en la dulce espera.

Sin embargo, como dicen los expertos, estas conclusiones se deben a la imitación. Pues, existe un efecto de imán.

Así que si tu mejor amiga o alguien muy cercano a ti está embarazada, debes estar más atenta ya que tú también podrías estar en la dulce espera.

 

Vía Wapa