No hay quien pare la violencia y muerte en las calles de la región. En menos de 24 horas, tres personas fueron asesinadas en Tambogrande, Paita y Sullana.

En Tambogrande, un joven barbero fue victimado a la salida de una discoteca, mientras que en Paita alta un extranjero fue acribillado delante de su pareja. En este ataque, también dos personas resultaron heridas de bala.

La noche del domingo, la familia Pérez Quinde afincada en Sullana vivió un drama luego que dos de sus integrantes fueran baleados cuando departían en una pollada, pro ayuda social.


PUEDES LEER ►Nuevo bono 2022 en Perú: ¿Cómo saber si soy beneficiario de los S/ 5 mil?


Lamentablemente uno de los hermanos falleció de manera instantánea, luego de recibir dos certeros disparos en el cuerpo. El otro se recupera en su vivienda tras solicitar el alta voluntaria.

El trágico hecho ocurrió la noche del domingo en la cuadra 1 de la calle Túpac Amaru del asentamiento El Obrero en Sullana.

DE ALEGRÍA A LLANTO

Los hermanos Walter y Deybi Pérez Quinde, de 42 y 30 años, respectivamente, llegaron a la actividad social para ayudar a un morador que hace una semana recibió varios disparos por resistirse al robo de su vehículo por lo que su familia necesita dinero para costear los gastos que demanda su atención médica.

Los hermanos luego de mucho tiempo retornaron al barrio donde pasaron su niñez y adolescencia para participar de la pollada. Así, en medio de brindis y música departieron con los vecinos recordando anécdotas y ocurrencias del barrio.

Incluso se jugaron varias bromas sin imaginar que las risas y abrazos que se escuchaban en horas de la tarde se transformarían en llanto y dolor, horas después.


DEBES LEER ► Piura: Dircetur lanza concurso de fotografía para escolares


 

PLEITO Y BALA

Las horas avanzaban hasta que – según testigos- se suscitó una gresca entre dos sujetos de contextura delgada y cabellos pintados con uno de los hermanos por lo que tras varios minutos de una tensa calma se escucharon varios disparos.

Walter Pérez en la balacera recibió dos balazos: uno en el tórax, y otro en el rostro perdiendo la vida de manera instantánea. En tanto, Deybi también resultó herido de bala en el hombro y la pierna izquierda.

Los sujetos que provocaron el baño de sangre huyeron en un vehículo menor lanzando disparos al aire para evitar ser seguidos por los consternados moradores del barrio El Obrero, que atónitos veían cómo se apagaba la vida de uno de sus amigos de infancia y adolescencia.

LLEGA LA POLICÍA

El cuerpo de Walter quedó tendido en medio de la calle. Un charco de sangre en el lugar describe la dramática escena. Agentes del Grupo Halcón fueron los primeros en llegar luego de recibir la llamada del 105 que alertaba del hecho.

También se apersonó personal de Serenazgo. Posteriormente llegaron los peritos del Depincri del área de Homicidios para la diligencia del levantamiento del cuerpo e ingreso a la morgue de Sullana autorizada por el fiscal provincial de turno de Sullana.

En tanto, su hermano Deybi fue trasladado hasta el hospital de Apoyo II de Sullana. El médico de cirugía diagnosticó herida por arma de fuego en el hombro y orificio de entrada y salida en pierna izquierda por lo que quedó internado. Las balas no comprometieron órganos vitales por lo que al día siguiente luego de que le extrajeron la bala del hombro pidió su alta voluntaria.

Debes saber:

■ Walter Henry Pérez era el tercero de seis hermanos. Trabajaba como conductor en el terminal Las Lomas- Suyo cubriendo esa ruta desde hace varios años.
■ Era soltero y vivía junto a su madre René Quinde, dedicándose a ella, por lo que la madre de familia se encuentra devastada.


Síguenos en nuestras redes sociales: