Tras dos años de pandemia en la que no fue posible realizar la tradicional peregrinación hacia Ayabaca en el marco de la fiesta del Señor Cautivo; las hermandades se alistan para retomar ese peregrinaje.

“Emoción y mucha fe es lo que sentimos al tener la posibilidad de encontrarnos nuevamente con nuestro Cristo cautivo”, manifiesta el expresidente de la Asociación de Hermandades de Piura y Tumbes, Walter Ortiz, quien además mostró su preocupación debido a que este año van a explorar nuevas rutas por que las empresas agrícolas en la zona de Piura y Tambogrande les han cerrado los atajos por donde recorrían para llegar hacia Ayabaca en el menor tiempo posible.


PUEDES LEER ► Arqueólogos hallan 76 tumbas de niños sacrificados por la cultura Chimú en Huanchaco


No habrá posada

Sobre el ingreso de peregrinos a la ciudad de Ayabaca y al Santuario del Cautivo, el párroco RP Santos Condeso manifestó que se había reunido con las más de 200 hermandades de Piura, Tumbes y Chulucanas, logrando acordar que podrán hacer su ingreso a partir del 6 de octubre y no podrán quedarse, pues no habrá posada en los colegios y otros recintos que antes se usaban, por lo que ingresarán a venerar a la imagen y luego tendrán que regresar a sus lugares.

Asimismo, se conoció que para los días centrales, 12, 13 y 14 de octubre, están programadas misas con aforo limitado y procesiones presenciales. También habrá la feria comercial que se desarrolla paralela a la festividad del Cautivo.


Síguenos en nuestras redes sociales: