Velocidad y tragedia. Víctor Raúl Neyra, de apenas 20 años de edad, estudiante de Arquitectura, no pudo frenar a tiempo y halló la muerte cuando retornaba a casa.


LEE AQUÍ ► Sechura: Despiste de una camioneta deja tres personas heridas


Un drama vive una familia afincada en Huancabamba por la inesperada muerte de un aplicado alumno de la Facultad de Arquitectura de la UPAO, luego de despistarse en su motocicleta pistera y caer a las aguas del canal Biagio Arbulú.

Sus padres, conocidos docentes de Huancabamba, no hallan consuelo por la tragedia.

Víctor Raúl Neyra Tocto (20), se esforzó en sus estudios universitarios para culminar exitosamente la carrera que había elegido. Cursaba el quinto ciclo y todo iba bien. Sin embargo, toda su dedicación a los estudios sumado el apoyo de sus padres se truncó en la madrugada de ayer.

Allegados a la familia señalaron que el accidente ocurrió cerca de las 4 de la mañana de ayer en la intersección de la carretera que conecta al Medio Piura. Detrás de la Universidad Nacional de Piura (UNP).

Se presume que ‘Vitucho’ como le llamaban sus amigos por la velocidad en el que se desplazaba en su motocicleta Honda, color azul, no pudo frenar a tiempo ocurriendo lo inesperado.

DESPISTE MORTAL

Por ser una zona solitaria y oscura nadie se dio cuenta de la tragedia. Así, ‘Vitucho’ al no ser socorrido a tiempo, en cuestión de segundos, su vida se apagó para siempre en las aguas del canal Biaggio Arbulú.

La corriente arrastró el cuerpo hasta el puente del asentamiento El Indio, cerca del Policlínico del asentamiento Campo Polo, Castilla.

Los agentes alertados del hallazgo del cuerpo iniciaron una exhaustiva investigación de lo acontecido.

El recorrido por el borde del canal llevó a las autoridades al hallazgo de la motocicleta pistera Honda, color azul, en dicho canal, cerca de la zona donde ocurrió el accidente.

Por tratarse de un caso médico legal, el representante del Ministerio Público dispuso la diligencia del cuerpo y traslado a la morgue de Piura para la necropsia de ley.

EL ÚLTIMO MENSAJE

Rosa Guerrero, en medio del dolor que la embarga indicó que su sobrino residía en su vivienda ubicada en el sector Cossío del Pomar, Castilla.

“Hemos sido informados que una amiga cerca de las 3 de la mañana se contactó por Whatsapp con mi sobrino ‘Vitucho’. Minutos después se perdió contacto con él”, exclamó Rosa Guerrero.


Síguenos en nuestras redes sociales: