El incremento del oleaje anómalo ‘Swell’, o conocido también por los pescadores como ‘Braveza de carnaval’, que se registra en estos días en los balnearios y caletas de la provincia de Talara, ha dejado como saldo un pescador fallecido, así como también embarcaciones pesqueras artesanales y muelles averiados.

En Máncora, las autoridades del Codisec activaron los protocolos, manteniéndose en constante reunión con Capitanía de Puerto, la cual en la víspera, dispuso el cierre de los muelles de carga líquida, portuarios y de pesca artesanal.

Las aguas marinas inundaron el centro veraniego, en tanto las enormes olas golpeaban las bases de locales en el centro veraniego. Lobitos, Cabo Blanco, El Ñuro y Los Órganos, fueron duramente golpeados por la fuerte marea.


LEE AQUÍ ►Alberto Otárola anuncia tres días de toque de queda en Puno


PESCADOR MUERTO

Ayer, pasada las 7:00 de la mañana, el pescador Santos Carrasco Clavijo (70), como de costumbre, salió junto a su hijo Továr Carrasco, a bordo de una chalana, para recoger las redes que tendieron la noche anterior en el sector del distrito Los Órganos, conocido como La Mesa o ‘Panic Point.

Cuando realizaban sus labores de recojo de las especies marinas, como Cabrilla, peje, cabrillón, entre otros pescados de escama, la chalana fue arrastrada y envuelta por las enormes olas marinas, que por el oleaje anómalo se registran por dicha zona.

El veterano pescador fue rescatado, pero lamentablemente sin vida, ante el llanto desconsolado de su hijo y familiares.

El cadáver fue trasladado a su vivienda en el asentamiento 16 de Febrero, en donde es velado para luego darle sepultura. Pese a que la noche anterior se izó bandera roja, muchos pescadores artesanales no hicieron caso exponiéndose a la furia de la naturaleza.

Desde el lunes pasado al mediodía, los embates del mar, también conocido entre los pescadores como ‘Braveza de carnaval’, tomaron por sorpresa a lugareños y visitantes, las olas marinas reventaban en las bases de los establecimientos y locales, inundando el Centro veraniego y ‘La Rotonda’ en el balneario de Máncora.

Las autoridades del Codisec activaron los protocolos retirando a los turistas y lugareños, quienes fueron puestos a buen recaudo.

Embarcaciones como chalanas, resultaron averiadas, las bases del muelle fueron duramente golpeadas.

El muelle flotante de turistas fue removido a un lugar seguro.

La infraestructura del muelle de El Ñuro, resultó averiado; mientras que, en Cabo Blanco, dos embarcaciones pesqueras resultaron averiadas.

En Lobitos, los pescadores tuvieron que interrumpir sus labores de pesca, ante las enormes olas que reventaban en el cabezo del muelle.


Síguenos en nuestras redes sociales: