El general PNP Víctor Zanabria, jefe de la región Lima, develó en entrevista con Radio Programas del Perú, que entre el jueves 19 y viernes 20 de enero, al menos 40 personas han sido detenidas en flagrancia por generar disturbios y daños a la propiedad privada y pública durante las protestas que se registran en la capital.

La autoridad policial indicó que, en lo que va de la marcha denominada “La Toma de Lima”, se ha identificado a un promedio de 2 mil 500 manifestantes que han adoptado una “actitud violenta” al generar “daños al patrimonio público y privado”, además de agredir al personal de la PNP.

Solo en la jornada de ayer se capturó a un total de 34 personas y hoy a un promedio de cuatro ciudadanos.

El general PNP estimó que la cifra de detenidos aumentará en las próximas horas conforme la Policía encuentre en flagrancia a aquellos que “están haciendo daños al patrimonio” de la ciudad.


LEE AQUÍ ► AREQUIPA: REPORTAN UN MUERTO TRAS ENFRENTAMIENTOS EN EL AEROPUERTO 


QUE ACTÚE FISCALÍA

Zanabria señaló que espera que el sistema penal aplique las sanciones respectivas. “Estamos en pleno procedimiento de capturas en flagrancias por los daños que están haciendo al patrimonio de la ciudad, principalmente en el cercado”, señaló.

Explicó que actualmente la Policía aplica “la fuerza en nivel de técnica defensiva no letal” para contener a los manifestantes que exigen la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, el cierre del Congreso, entre otras demandas.

“Estamos aplicando todos los procedimientos penales vigentes, garantizando los derechos y libertades para que después no se cuestione el trabajo policial”, precisó.

PUNO

En lo que concierne a las protestas en regiones del Sur y sus localidades, un grupo de vándalos incendió el local del Centro Binacional de Atención en Frontera (CEBAF) del distrito de Desaguadero en la provincia de Chucuito en la región de Puno y en la frontera con Bolivia.

El incendio consumió los bienes del local, mientras los manifestantes, en horas de la tarde y noche, continuaban a las afueras del recinto.

Según se conoció, el local no cuenta con personal de seguridad y eso facilitó el accionar violento de los vándalos.

Recordemos que la noche anterior al viernes, el vandalismo también prendió fuego a la comisaría de Macusani, provincia de Carabaya, Puno.

CUSCO

Asimismo, un grupo de manifestantes ingresó ayer al campamento de la mina Antapaccay para exigir que paralicen sus actividades al 100 %.

Unos trabajadores de la minera habrían intentado dialogar con los manifestantes para que no hayan más ataques; sin embargo, esto no prosperó: hubo desmanes y algunos ambientes de la minera fueron quemados por los protestantes.

La Policía Nacional llegó a la zona, pero fueron atacados con piedras por parte de los manifestantes.

La situación fue de tensión. Antapaccay fue víctima de violencia los días 12 y 13 de enero que dejó algunos heridos en aquellos días. Mientras tanto los disturbios en el centro de Lima, continuaban hasta anoche.


Síguenos en nuestras redes sociales: