Vecinos de los sectores de San Martín, Santa Rosa, Los Tallanes, urbanización Piura y Las Capullanas, fueron tajantes al afirmar que no pagarán ni un solo recibo que se les facture el mes de enero por el servicio de agua.


Ante las molestias, gastos adicionales, incomodidad e inseguridad de consumir agua de cisterna, los más de 5 mil afectados por el corte abrupto del servicio, no cancelarán los recibos.

“Ojalá que no se facturen estos días que nos han dejado sin agua; de lo contrario, nos darán un motivo más para sublevarnos. Eso va a traer más problema, y no es culpa del usuario sino de la empresa. Pensamos que es un robo sistemático para incrementar sus arcas, a costa del dolor y el sufrimiento de nosotros”, manifestó Walter Flores Zegarra, vecino de Fonavi.

En ese mismo sentido, vecinos de Los Tallanes amenazaron con romper los recibos si personal de la EPS Grau se atreve a notificarlos.

Más gastos

LA HORA recorrió diferentes sectores del distrito de Veintiséis de Octubre, recogiendo el malestar y la preocupación de cientos de vecinos, que hacían colas en las puertas de sus viviendas a la espera de la cisterna para recolectar un poco de agua. Pero otros, como don Julio Quintana, en Santa Rosa, tuvo que gastar hasta 15 soles de pasajes para ir a otro punto de la ciudad y poder contar con agua.

“A nosotros quién nos devuelve lo que estamos gastando adicional. Yo pago en mi recibo 54 soles, desde que cortaron el agua hasta hoy (ayer) gasto entre 15 y 20 soles para ir de Santa Rosa a Santa Margarita y poder mendigar agua. No es justo que todavía pidan que paguemos el recibo. Son unos inhumanos”, puntualizó.

Otras familias, como en Los Tallanes aseguran que los gastos sobrepasan los 300 soles. La razón, según explican, se debe a que no confían en el agua que la EPS Grau les dota. “Tenemos que comprar agua en bidones, a 8 o 10 soles. Eso lo usamos para cocinar y beber. Al día son 3 bidones, saque cuenta”, indicó la señora Verónica Vargas, vecina de Los Tallanes.

Quemarán recibos en la EPS Grau

“No hay agua para cocinar, para bañarse ni para los servicios higiénicos que debemos tener tapados con costales para que no salgan los fétidos olores, es una pestilencia”, indicaron los vecinos del asentamiento San Sebastián, quienes amenazan con marchar hasta la EPS Grau y el Gobierno Regional, llevando agua sucia, además no descartan quemar los recibos.

“Vamos a salir en movilización, vamos a dar plazo hasta esta semana”, indicó, Luis Crisanto, secretario de actas.

El secretario de la Juveco, Gabriel Sernaqué indicó que gastan 10 soles diarios y temen una epidemia.

“Hay una plaga de zancudos, mosquitos y cucarachas. Estamos en crisis parecemos topos y gastamos 10 soles diarios para traer agua, ya van más de 150 soles. Nosotros vamos a tomar el pozo. Vamos a protestar y quemar los recibos, nos bañamos con tacitas”, señaló ofuscado.