Bajo el eslogan de “Piura bonita y segura” el alcalde provincial Juan José Díaz Dios aseguró durante su campaña que el tema de la seguridad ciudadana sería una de sus prioridades, de ahí que teniendo información que el 60% del parque automotor de la Policía Nacional de Piura se encontraba en problemas, ofreció su apoyo para la reparación de patrulleros.

Si bien esa iniciativa es plausible, sería bueno que el alcalde también gire su atención al propio Serenazgo de Piura donde si bien algunas unidades han sido dadas de ‘baja’ porque ya cumplieron su periodo de vida útil y las reparaciones serían muy costosas, todavía hay camionetas y varias motocicletas que podrían ser reparadas para reforzar el patrullaje; esto, en tanto, llegue la nueva adquisición de unidades que pretenden realizar.

De igual forma, sería bueno que como presidente del Comité Provincial de Seguridad Ciudadana (Coprosec) atienda las demandas de los distritos y se pueda invertir parte de las utilidades de la Caja Piura para mejorar la logística del Serenazgo como ya lo han hecho alcaldes de anteriores gestiones municipales. Precisamente alcaldes y representantes de cinco distritos, entre ellos Catacaos, Cura Mori, El Tallán, La Arena y La Unión, esperan que a través del “Serenazgo Sin Fronteras” se puedan implementar estrategias para hacer frente al accionar delictivo.

Aunque el presupuesto siempre ha sido una limitante de los municipios locales también es necesaria la capacidad de gestión de nuestras autoridades y no esperar a que todo les caiga en las manos; de lo contrario, el hampa seguirá ganando terreno en las calles.

Karina Miranda

Karina Miranda